Ama y cuida tus uñas tanto como a ti misma

Las uñas son una parte del cuerpo que a menudo olvidamos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que más allá pintarlas, estas deben recibir una serie de cuidados para que permanezcan fuertes y con buen aspecto. Si las tuyas no lucen lisas sino rugosas, agrietadas, decoloradas o con manchas, estas son señales de que no le estás prestando la suficiente atención. Aquí te damos una serie de consejos para que tus uñas se conviertan en el reflejo de lo mucho que amas cada parte de tu cuerpo.

1. Mantén las uñas limpias

Hacerse la manicure cada una o dos semanas no es suficiente para que tus uñas permanezcan limpias. Es necesario que diariamente te asegures de quitarles la suciedad que se acumula debajo de estas, de no morderlas y, si tienes cueritos, los córtalos con cuidado. Todo esto va a impedir el ingreso de bacterias y hongos que aumenten el riesgo de una infección.

2. Hidrátalas

Cuando te apliques crema hidratante en las manos, ¡no olvides incluir las uñas! Consciente cada una por igual dándole un masaje en sentido circular. Puedes usar también hidratantes naturales como el aceite de ricino o el aceite de oliva.

Cuando te apliques crema hidratante en las manos, ¡no olvides incluir las uñas! Consciente cada una por igual dándole un masaje en sentido circular. Puedes usar también hidratantes naturales como el aceite de ricino o el aceite de oliva.

3. Usa los productos adecuados

Los quitaesmaltes con acetona debilitan las capas de queratina de la uña dejándolas expuestas a bacterias y hongos. Así que preocúpate por conseguir un removedor de esmalte libre de esta sustancia. Además, si eres de las que no puede vivir sin el esmalte, te recomendamos que antes de cada aplicación, coloques primero una base que proteja la estructura de la uña y su descamación.

4. Prácticas nocivas

Hacerte la manicura más de una vez por semana debilitará las cutículas de las uñas. Lo mejor es que no te excedas con esta práctica. Tampoco las expongas a actividades que puedan debilitarlas como lavar la ropa o los platos. En estos casos, lo mejor es usar un par de guantes que las proteja.

5. La alimentación también importa

Consumir vitaminas A y B ayudarán a fortalecerlas. Así que incluye en tu dieta alimentos como el tomate, la zanahoria, el pimentón rojo y hasta la levadura de cerveza; serán un gran regalo para que permanezcan saludables. Una ingesta equilibrada de lácteos aportará, además, el calcio necesario para que estén sanas y fuertes.

6. Cuidarlas con trucos caseros

Existen algunas recetas caseras que funcionan muy bien para darle un cuidado extra a las uñas. Por ejemplo, puedes hervir una taza de agua y agregar una bolsa de té verde. Lo dejas reposar por 20 minutos y añades tres gotas de aceite de árbol de té. Si sumerges al menos dos veces a la semana las uñas en esta mezcla, se fortalecerán y no volverás a cruzarte con ningún tipo de hongos.

7. Corta las uñas de manera correcta

Aunque lo ideal sería utilizar solo la lima, si tus uñas están demasiado largas puedes cortarlas con un cortauñas (¡olvídate de las tijeras!) de manera recta para que no se vayan a encarnar. Asegúrate de no cortar la cutícula o la piel ya que podría infectarse.

8. Déjalas respirar

Sabemos que no hay mayor satisfacción que ver tus uñas decoradas con las últimas tendencias en esmaltes, pero lo cierto es que también conviene no pintarlas algunos días a la semana para que no se maltraten demasiado. ¡Déjalas al natural!

Si a pesar de los cuidados que le das a tus uñas están continúan teniendo un aspecto descolorido, quebradizo o agrietado, conviene que visites a un médico para que te recomiende algún suplemento nutricional.

A todas nos llega el momento de entrar en el maravilloso...

Ser mujer es gritar muy alto que “soy capaz de lograr lo que me propongo”...

Siempre nos han dicho que la belleza que importa es la que está dentro de nosotros...