El poder de la belleza

Siempre nos han dicho que la belleza que importa es la que está dentro de nosotros, pero a la vez, el mercado y las redes sociales nos inunda con modelos de belleza tan perfectos, que son casi imposibles de seguir. ¿Qué es lo que realmente hace la diferencia? ¿Es como nos vemos por fuera o por dentro? ¿O es una combinación de ambos?

La respuesta la tienes tu. Y es que la belleza es en realidad el concepto que tu creas para sentirte bien contigo y con tu entorno. Va de la mano de la autoestima, que es el reflejo de la confianza y el respeto que te tienes. Antes de preguntarte cómo hacer ser más bella, primero piensa cómo está tu autoestima. De nada servirá verte perfecta por fuera, si por dentro no te sientes bien con tu forma de ser.

Cultivar una autoestima alta no es tarea sencilla y tampoco se hace de un día para otro. Existen muchas técnicas en internet que vale la pena explorar y pueden muy útiles, pero lo más importante es que te pongas en el centro de todo el proceso. Con esto no te estamos diciendo que seas egoísta y solo pienses en ti las 24 horas del día, pero sí que sepas que cada acción y decisión que tomas debe ser en pro de tu bienestar. Veamos tres consejos sencillos que puedes poner en práctica a diario para fortalecer el amor propio:

1. Refuerza el pensamiento positivo

Aléjate de todo aquello que resulte tóxico en tu vida. Si te hace mal, si te produce pensamientos negativos, no es para ti. Una buena técnica es comenzar el día buscando una frase de motivación personal, un pensamiento positivo o un cumplido para ti que sea ese empujoncito extra para salir de la casa con toda la actitud.

2. Deja a un lado las comparaciones

Compararte con los demás solo hará que te enfoques en atributos de otros y no mires los tuyos. No es una práctica sana y te aleja de explorar lo que te gusta de ti y de tu forma de ser. Recuerda que todos somos únicos y no vale la pena desgastarse intentando ser como alguien más. Tienes todo lo que necesitas para ser feliz.

3. Cuídate

No busques en otro lado, eres la persona más importante de tu vida. Por eso debes cuidarte por dentro y por fuera. Evita hábitos nocivos que perjudiquen tu salud y adquiere prácticas saludables. Comer bien y hacer ejercicio es fundamental, pero no para lucir como las modelos de las revistas, sino para estar sana y en armonía con tu cuerpo. También, saca tiempo para hace lo que más te gusta y cultivar pasatiempos, no todo puede ser trabajo y responsabilidades. ¡Consiéntete!

Una autoestima alta no solo hace que te sientas cómoda y feliz, también influye en la manera como las personas te perciben en los distintos escenarios de tu vida: el trabajo, la familia, la pareja, los amigos. Por arte de magia, la autoestima de convirtiera en belleza, pero no en una belleza cualquiera, no la que se han encargado de venderte hecha de cuerpos y rostros perfectos, ni la que te hace exige cirugías, horas y horas de gimnasio o dietas extremas que terminan atentando contra tu salud, nada de eso. Se trata de tu belleza. La que te has encargado de definir, la que hace que te enamores de ti, ames tus imperfecciones, te arregles como te gusta y te disfrutes a ti más que a nada.

Para lograr un efecto natural en tu maquillaje no necesitas aplicarte... demasiados productos...

A lo largo de nuestras vidas, las mujeres atravesamos por una serie...

El rubor es la cereza del pastel de cualquier maquillaje...