Reglas básicas para el uso del rubor

El rubor es la cereza del pastel de cualquier maquillaje. Es ese toque de color final que da vitalidad a la piel del rostro y resalta sus mejores rasgos. Y aunque aplicarlo no es muy complicado, si requiere de ciertos trucos para que luzca de manera natural. Aquí reunimos las reglas más importantes:

1. Déjalo para el final

Para lograr un mejor efecto con el rubor es fundamental que la piel de tu rostro se encuentre pareja. Por eso, debes aplicarlo al final, cuando ya hayas colocado la base y los polvos sueltos traslúcidos. Si es posible déjalo, incluso, para después de que hayas maquillado los ojos y la boca, así te asegurarás de usar la cantidad y el tono adecuado que combine con todo el maquillaje.

2. Rubor, solo lo suficiente

La línea entre dar un toque de color a tus mejillas y lucir como una caricatura es muy delgada, así que no te excedas con la cantidad de rubor. Para el maquillaje de noche, que merece un poco más de dramatismo, puedes aplicar un poco más pero no exageres. No querrás perder la naturalidad que ofrece este producto.

3. Sonríe

Si no estás segura de dónde debe ir el rubor lo único que tienes que hacer es sonreir. Te ayudará a localizar tus mejillas. Ahora comienza por aplicarlo en la parte más abultada y marca hacia arriba directo a las sienes. ¡Muy fácil!

4. Hay un color para ti

A la hora de escoger el color del rubor ten en cuenta el tono de tu piel. Para las pieles claras, Cosméticos Bardot cuenta con colores como orange, fucsia, rosa, primavera o lady; para las morenas están los tonos montecarlo, vanity ilusión o seduction, y para las más bronceadas funcionan a la perfección el tierra india mate y tierra india nacarado, o los rubores Golden Shine que dan un efecto satinado en la piel. En nuestro catálogo podrás encontrar todas las referencias.

5. Escoge el rubor según tu tipo de piel

Si tu piel es grasa, opta por comprar rubores en polvos compactos o sueltos. Estos darán un terminado mate a tu piel y controlarán el brillo. Si por el contrario, tienes piel seca, lo mejor son los productos en crema o líquidos, que puedan hidratar el rostro y darles un toque extra de luminosidad.

6. Al final…

Una vez hayas aplicado el rubor, sella con una capa fina de polvos sueltos traslúcidos para que te ayude a difuminar y su efecto dure por más tiempo. Antes de salir de casa, colócate frente a una luz intensa para revisar si tienes la cantidad adecuada de rubor o necesitas un poco más.

7. Mate o satinado

Los rubores vienen con terminado tipo mate o satinado. El primero se recomienda para las pieles que tienden a ser más oleosas porque controla el exceso de grasa en la piel. Pero, si lo que quieres es un efecto juvenil y fresco, no lo dudes, vete por el satinado. Los rubores Golden Shine de cosméticos Bardot iluminarán tu rostro mientras lo cuidan, pues contienen Vitamina E que previene el envejecimiento prematuro de la piel.

¡Ya tienes todo lo que necesitas saber para sacar el máximo provecho al rubor!

A pesar de popularizarse hace algunos años gracias a estrellas de Hollywood...

Los polvos faciales son el producto indispensable...

Delinear los ojos es todo un arte que requiere práctica y más práctica...