5 tips para diferenciar entre el highlight y el contouring

A pesar de popularizarse hace algunos años gracias a estrellas de Hollywood como Kim Kardashian o Jennifer López y a los tutoriales de Youtube, técnicas como el highlight y el contouring ya eran bastante conocidas entre los maquilladores profesionales, sobre todo los que trabajan en el mundo del cine y la moda. La finalidad de estas dos en particular, es crear a través del uso de varios productos de maquillaje, efectos visuales que logren estilizar las características del rostro, haciendo que luzca más definido y armonioso.

Si estás interesada en aprender a maquillar tu cara con estas técnicas, primero debes saber diferenciarlas para que escojas la que más se adecua a tus necesidades. Aquí te damos cinco tips para identificarlas:

1. Funciones distintas

Cuando hablamos de contouring nos referimos a hacer correcciones. Lo que se busca con esta técnica, es esconder o profundizar áreas a través del uso de sombras más o menos oscuras en el rostro. Dependiendo de la forma de tu cara, las sombras creadas irán en determinadas zonas.

El highlight por el contrario, quiere pronunciar o resaltar algunos rasgos a través de tonos más claros, para iluminar el rostro de la misma forma en que la luz natural lo haría.

2. Productos en tonos más oscuros y más claros

Para el contouring son necesarios productos como bases, barras correctoras, polvos y sombras, todos en uno o dos tonos más oscuros que el color de la piel, y casi siempre en texturas de mayor cobertura y terminados mate.

Para el Highlight, los básicos son los iluminadores, polvos sueltos y los correctores, en un tono más claro. Y, como lo que busca es crear dimensión en las facciones de la cara, por lo general van a ser productos con luz y reflejos.

3. No todas las técnicas favorecen a todas las mujeres

Según tu tipo de piel una técnica puede favorecerte más que otra. Por ejemplo, el contouring es ideal para las mujeres con imperfecciones que quieren disimular o corregir mediante el maquillaje. Además, al usar productos que tienen terminado mate, funciona para las pieles grasas porque ayudan a controlar el exceso de brillo.

Por otro lado, la luminosidad que aporta el highlight puede resaltar líneas de expresión, marcas de acné o cicatrices. Es por esto que se debe prestar atención a los puntos en que se aplica para evitar un resultado no deseado. Si tienes piel seca, le dará vitalidad a tu piel, aportando un efecto satinado.

4. Puntos clave

El contouring y el highlight se enfocan en distintas zonas de la cara. El primero en el contorno general del rostro, papada y mejillas. El segundo da luz a los pómulos, el mentón y la frente.

5. Trucos básicos para empezar

  • Antes de aplicar cualquier técnica de maquillaje es fundamental contar con una piel sana e hidratada. Por eso es clave mantener una rutina de limpieza adecuada, que incluya desmaquillante, tónico, crema hidratante y protector solar.
  • Una vez limpia, debes emparejar el tono de la piel sobre la que vas a trabajar con una base ligera, para evitar saturar la piel con capas y capas de productos.
  • Las zonas donde va el contouring dependen de tu tipo de tu cara. Esta puede ser ovalada, triangular, circular o cuadrada. Si quieres aprender a hacerlo mira: Maquíllate según la forma de tu rostro.
  • Para aplicar el highlight debes aprender a identificar cuáles son los puntos de luz de tu rostro y los que más te convienen destacar.
  • Asegúrate de conseguir productos de calidad. Cosméticos Bardot cuenta con una línea de iluminadores y de maquillaje corrector en barra que oculta ojeras, manchas y defectos en la piel.

6. Pestañina

Continúa llevando la atención a tus ojos con la pestañina. Antes de colocarla, puedes pasar el risador de pestañas para que queden curvas y luego sí, poner una o dos capas de pestañina.

7. Rubor

El rubor nunca sobra, sobre todo, si tu piel es pálida y quieres agregar un poco de color. Utiliza una brocha grande para lograr un mayor difuminado, aplicando desde el comienzo del pómulo hacia arriba en dirección en la cien. Si tienes dudas de cómo usarlo, te dejamos las reglas básicas para el uso del rubor.

8. Labios

El paso final de nuestro maquillaje 100% natural son los labios. No queremos recargarlos con un color fuerte, así que puedes optar por los nudes. Procura que sea un labial que hidrate. Los labiales mate de Bardot, contienen manteca de karité, vitamina E, mezcla de aceites de jojoba, mimosa y girasol perfectos para este fin.

¡Eso es todo! En siete pasos tendrás un maquillaje liviano con el que lucirás completamente natural. No dudes en probarlo.

El rubor es la cereza del pastel de cualquier maquillaje...

Los polvos faciales son el producto indispensable...

Delinear los ojos es todo un arte que requiere práctica y más práctica...